Rama rama, rama negra, de Adela Basch


Rama, rama, rama negra

 Adela Basch

con fotografías de Silvia Sergi

ISBN: 978-987-38082-0-3
Poesía
56 pags










Río 


Si alguien me preguntara 
aquí, ahora,
en este instante en que estoy recostada
sobre la espalda 
de un río en flor,
si alguien me preguntara qué espero,
mi respuesta sería: nada.
¿Qué es, pero, una respuesta?
¿Qué espero, un saber, una certeza?
Sea lo que fuere, fuere lo que sea,
el mundo es una sola pieza
que no tiene derecho ni revés,
futuro ni pasado.
Lo que ha de ser ya es.
Aquí, donde se disipa toda pena,
en el fluir que todo lo diluye 
junto al murmullo rasante de un poema,
cualquier expectativa huye.
Yo soy también el río que me presta su espalda
para que me recueste
y el río sabe que también él es
esta mujer en flor, frágil y fuerte
que pasa fugaz con un poema
sin saber cuál es el límite preciso
entre las butacas de la platea
y el escenario donde fulgura el hechizo
con que transcurre la marea.



Miro el río y pienso


Decimos el río sube, el río baja
como si entendiéramos algo de la vida.
Pendientes de si el agua baja 
como por pendiente
o si está creciendo 
hacia una creciente.
¿Vendrá un repunte o una bajante?
¿De qué lado cantará quien cante?
El río fluye y refluye
y la marea, marea
mientras hay algo que huye.
Agua va, agua  viene,
el río sube, el río baja.
Y veo la corriente del pensar,
cuando creo que creo
una trama que mueve mi vida.
También veo 

que el hilo del pensar
que siento ajeno
y  no hace más que pasar,
una y otra vez se aja
en imprevistas jugadas
que mi mano no abaraja.
Como el ínfimo despuntar 
de un camalote,
parece ignorar 
de qué viento llegará el azote
o qué nube será 
la que se entreabra
para irradiarnos la luz desconocida
que, como chispa brotada del agua,
nos salpique y nos encienda el alma.







Tanto disfraz


Tantos años de cuidadoso maquillaje,
tanto desvelo en la hechura de un disfraz,
tan acumulado y complejo ropaje,
tan ensayada máscara, tanto antifaz.
Tanto escudo y tanta armadura,
para que de pronto, silencioso, venga el río,
haga añicos de un manotazo la figura
y deje al descubierto mi vacío.





Ahora, en este instante, yo soy el río.
Fui mujer y varón, una y otra vez lo he sido
durante noches, amaneceres, tardes,
crepúsculos rojizos que todavía arden,
secuencias de sucesión interminable.
Fui multitud de animales, delicados y toscos
(...)

Adela Basch nació en Buenos Aires el 23 de noviembre de 1946. Es dramaturga, cuentista, y poeta especializada en literatura para niños y jóvenes, y Profesora en Letras por la U.B.A. Ha publicado un centenar libros en distintas editoriales de Argentina, México y Colombia. Entre ellos podemos mencionar Abran Cancha, que aquí viene don Quijote de La Mancha; En los orígenes, los aborígenes y Juana, la intrépida capitana. Sus textos han sido premiados en numerosas ocasiones. Ha dictado numerosos cursos y talleres en las principales ciudades de Argentina y en España, Venezuela, Bolivia, Cuba, Puerto Rico, Rep. Dominicana, EEUU,  Chile y Alemania. Entre otros, ha recibido el Premio Nacional Latinoamericano La Hormiguita Viajera: “Maestro Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil”  (2015); el Premio Konex   “Diploma al Mérito en Literatura Infantil” (2014); el Premio Trayectoria otorgado por la Asociación de Teatristas Independientes para Niños y Adolescentes (2014) y el Primer Premio de Teatro Infantil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2012).
Hace cuarenta años que disfruta de la generosidad del Delta en el arroyo Rama Negra. 


Silvia Sergi, además de reportera, publicista y docente, es una fotografa porteña que está instalada desde hace mas de una decada en el Delta de Tigre.  
En la actualidad  se dedica a la fotografía testimonial artistica.
Enamorada de la Isla, el eje de su obra es el mundo que habita.
Es autora de: 
Teñidos de Rio (patrimonio cultural del Municipio de Tigre)  
Los Venidos -Delta de Tigre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario